¿Qué es un envase de laboratorio y qué es el embalaje de laboratorio?



Un envase de laboratorio suele ser un bidón de 55 galones o una caja de una yarda cúbica que se llena con contenedores más pequeños de productos químicos y materiales de embalaje (a menudo vermiculita) que evitan que los contenedores se muevan. Los productos químicos de los contenedores están “caducados, dañados, caducados” o inutilizables por cualquier otro motivo, y se separan según sus propiedades (por ejemplo, inflamabilidad y corrosividad).

El embalaje de laboratorio es el proceso por el cual las sustancias químicas se colocan en un contenedor aprobado por el Departamento de Transporte y se transportan a una instalación de eliminación. Dado que muchas de estas sustancias son peligrosas por sí solas y aún más en presencia de otras sustancias químicas, es importante que sólo las realice alguien experto en estas operaciones. Un técnico de embalaje de laboratorio capacitado sabrá cómo manipular estas sustancias de forma segura y conforme a la normativa.

Identificación y segregación de productos químicos:

El primer paso en el proceso de embalaje del laboratorio es identificar todos los productos químicos que deben ser eliminados. Una vez identificados todos los productos químicos, se separarán según sus características de peligrosidad y se empaquetarán adecuadamente en contenedores aprobados por el DOT.

Embalaje:

Una vez que se ha preparado un inventario químico, estas sustancias se empaquetarán y etiquetarán de acuerdo con las directrices del Departamento de Transporte (DOT) y de la EPA. Los productos químicos inflamables se embalan cerca de otros productos químicos inflamables, los corrosivos están cerca de otros corrosivos, y así sucesivamente. Esto se considera más seguro que mezclar los tipos de productos químicos en todo el tambor.

La separación de los productos químicos es una de las partes más importantes del proceso. Si los envases se abrieran o se rompieran y los productos químicos no estuvieran bien envasados, esto podría suponer un gran problema. Por lo tanto, la selección de un técnico de embalaje de laboratorio altamente cualificado es esencial.

Transporte:

Todo el papeleo pertinente, como los manifiestos, las cadenas de custodia y los LDR, se preparará antes de que los artículos sean transportados por un transportista de residuos peligrosos autorizado para su correcta eliminación. El tipo de envase de laboratorio que tenga (por ejemplo, envase de laboratorio inflamable, envase de laboratorio corrosivo, etc.) dictará a qué instalación de eliminación se transportarán los residuos para su eliminación.

Eliminación:

Una vez que el envase de laboratorio llega a su destino final, los profesionales de la gestora de residuos completarán toda la documentación necesaria y procesarán los residuos.

De acuerdo con la ley RCRA, los generadores de residuos son responsables de la gestión de sus residuos peligrosos desde la cuna hasta la tumba. El generador debe actuar con la debida diligencia a la hora de contratar a una empresa de gestión de residuos para que se encargue de los requisitos de embalaje y eliminación del laboratorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *